Dieta de la naranja

Beneficios de la naranja

Son conocidas las propiedades de la naranja, un cítrico con mucha Vitamina C que previene de resfriados. No solo eso, también tiene la capacidad de ayudarnos a quemar grasas y convertirla en energía en lugar de almacenarla en el cuerpo, y así bajar de peso. Por eso, queremos enseñarte una dieta para bajar de peso a base de naranja y zumo de naranja.

¿Por qué dieta de la naranja?

Dieta de la naranja

Son muchas las propiedades de la naranja, son su característico sabor, entre ácido y dulce. Una fruta muy rica y una de las más valoradas en nuestro país.

El zumo de naranja natural ayuda a evitar la sequedad bucal, desinflamar las encías, tener buena salud oral y sanar las llagas. También nos ayuda a la descongestión de residuos tóxicos y bacterias que se acumulan en la garganta. Aumenta las defensas de nuestro organismo, de ahí la famosa frase "Come naranja y no te constiparás". Por eso, nos ayuda a evitar la tos, congestión nasal, gripe, etc. Y nos ayuda a eliminar toxinas y lo que se acumula en los intestinos. De ahí, que sirva para adelgazar y sea una buena dieta para bajar de peso.

Bajar de peso con naranja

Adelgazar con la dieta de la naranja, más que seguir una serie de directrices, es coger buenos hábitos alimenticios añadiendo la naranja a tu dieta habitual. No hay que comer solo fruta, pero si beber dos litros de zumo de naranja recién exprimido al día. Recalcar lo de recién exprimido, ya que si se deja pasar tiempo, pierde todas las propiedades nutritivas que tiene la naranja.

Por otra parte, el zumo de naranja debe ser natural, el zumo enlatado o embotellado no tiene las mismas propiedades de la naranja. Tampoco tiene el mismo sabor que la naranja natural, siendo zumos muy tratados y con poca naranja. También es importante tener en cuenta, que una vez exprimido el zumo de naranja natural, debe tomarse como mucho 30 minutos después. Si se deja mucho más tiempo pierde sus excelentes propiedades.

Ejemplo de dieta de la naranja

Dieta de la naranja

Desayuno → Zumo de naranja natural y una infusión sin azúcar.

Almuerzo → Café o té sin azúcar y un yogur desnatado con sabor a naranja. 

Comida → Comer una naranja media hora antes de la comida. Pasada esa media hora, comer una ensalada con lechuga, tomate y cebolla junto a huevos cocidos y pan integral.

Merienda → Un vaso de zumo de naranja o unos gajos de naranja

Cena → Una naranja o vaso de zumo de naranja media hora antes de cenar. Luego, tomar una pieza de pollo/pavo a la plancha acompañado de una ensalada de tomates y pepinos.

Es un ejemplo de menú, flexible y adaptable a cualquier gusto y preferencias. Lo importante es incorporar a la dieta habitual las naranjas o zumo de naranja distribuido a lo largo del día.

Sin embargo, esta dieta de la naranja para adelgazar también tiene sus "contras" o inconvenientes. Tiene carencias nutricionales y puede provocar el abandono al tener que consumir naranja en las 5 comidas del día. De ahí lo comentado anteriormente, de ser una dieta flexible y adaptable. Lo más habitual es incorporarlo al desayuno, almuerzo y merienda. Y para la gente que toma aperitivo antes de comer, también es un perfecto sustituto un vaso de zumo de naranja natural.

Un ejemplo más de dieta mediterránea que nos ayudará a perder peso y tener una dieta saludable. Aquí os dejo un vídeo de nuestro zumo de naranja recién exprimido!

En definitiva, atrevete a cambiar de hábitos e introducir las naranjas en tu dieta habitual. Tanto tu cuerpo como tu organismo lo notará.

Quizás te interese también ...