Frutas de verano

Llega el buen tiempo y aparecen las frutas de temporada de verano. Aquí te mostramos cuáles son las típicas frutas de verano para que las disfrutes en su mejor época.

Frutas de verano

En cada estación del año tenemos diferentes tipos de frutas para tomar. Los expertos recomiendan comer frutas de temporada y aquí os vamos a mostrar las habituales frutas de verano.

Las habituales frutas de temporada que encontramos en la época veraniega, son frutas frescas, de colores llamativos y con sabor dulce. Además, por lo general son ricas en agua, por lo que nos ayudará a hidratarnos bien en verano.

A continuación te mostramos las frutas de verano más habituales.

Sandía

La sandía es una de las frutas más típicas del verano. Una fruta muy refrescante con gran contenido en agua (94%). A parte, de su gran cantidad de nutrientes, como ácido fólico, vitamina C, calcio y otras propiedades. Perfecta para refrescarnos y librarnos del agobiante calor del verano. Y como no, no solo tomar como postre, sino también entre horas o para prepararnos un rico sorbete de sandía.

Frutas de verano sandía

Cereza

Las cerezas son también una de las típicas frutas de verano. Nos podemos encontrar cerezas tempranas, de maduración intermedia o tardías. Y muchas más variedades que podemos encontrar, tanto ácidas como dulces.

A la hora de escoger las cerezas debemos fijarnos tanto en su color como en su textura. Deben ser pesadas y con un color rojo oscuro o negro, con textura firme y suave. Como sucede con cualquier fruta veraniega, se come en cualquier momento del día, sin embargo la cereza es perfecta para tomar como postre.

Frutas de verano cerezas

Níspero

El níspero es una de las frutas más consumidas en época de verano, y a mi particularmente de las que más me gustan. Es una fruta muy rica, llena de antioxidantes, fibra y vitaminas que nos da muchos beneficios para nuestro organismo. A parte, el níspero posee una fibra llamada pectina, que nos mantiene la humedad del colon y funciona como un laxante natural.

Frutas de verano níspero

Melón

Otra de las frutas de verano por excelencia, al igual que la sandía, el melón blanco es típico de verano. Su bajo aporte en calorías y azúcar es muy bueno para niños, adultos e incluso diabéticos. Tiene gran cantidad de vitamina A y E, y como la sandía gran cantidad de agua, lo que la convierte en una fruta fresca perfecta para combatir el calor del verano.  También es ideal para mezclar con otras frutas, en ensaladas y con jamón, obteniendo el famoso melón con jamón.

Frutas de verano melón

Albaricoque

Otra fruta de temporada típica es el albaricoque. Se utiliza tanto en postres, como en tapitas saladas. Es rico en fibra, Vitamina A y C, potasio, calcio y más propiedades. Es una fruta muy buena para los niños, ya que ayuda al crecimiento óseo. Y como ocurre con el níspero, es un buen laxante natural. 

Frutas de verano albaricoque

Melocotón

El melocotón es otra fruta de verano típica, de gran sabor y una de las más consumidas en España. Es una fruta con gran cantidad de agua y con pocas calorías. Podemos encontrar muchas variedades de melocotones, aunque las más conocidas son la Nectarina y la Paraguaya. 

Y al ser una de las frutas más consumidas, siempre viene bien saber que melocotones comprar. Se puede saber con su color si el melocotón está maduro o no. Cuando ya no queden manchas verdes y esté amarillo, es signo de maduración. También podemos apretar el tallo con el dedo, y si cede es que está maduro. En definitiva, otra fruta de verano que debemos aprovechar.

Frutas de verano melocoton

Ciruela

También una fruta típica de verano es la ciruela. Posee un aporte calórico muy bajo gracias a su gran cantidad de agua. Es un gran aliado de nuestra digestión, ya que favorece el tránsito intestinal por su cantidad de fibra. Tiene muchas vitaminas, así como gran poder antioxidante. También posee una gran cantidad de minerales, que nos ayuda entre otras cosas a mejorar estados depresivos y la anemia.

Y como sucede con muchas frutas de verano, no solo es buena para tomar como postre. Las ciruelas podemos combinarlas tanto en ensaladas, como en helados. Y no solo eso, también podemos preparar salsas agridulces para acompañar carnes o pescados.

Frutas de verano ciruela

Higo

El higo es una fruta dulce que podemos encontrar a final de verano e inicio del otoño. Es una fruta blanda y de piel fina, cuyo color puede variar, desde higos verdes a higos de color morado. Tiene un alto contenido en agua e hidratos de carbono.

Lo mejor es adquirir los higos a finales del mes de Agosto. Debido a la fragilidad de estos, es difícil el transporte, por lo que se suelen encontrar en los lugares donde se cultivan. Existen muchas variedades de higos, como de cualquier fruta, los higos frescos deben ser firmes al tacto. Se debe evitar que tengan manchas marrones y una textura blanda. Y hay que consumirlos cuanto antes mejor, ya que se conservan durante pocos días.

Y a la hora de consumirlos, podemos comerlos directamente, o acompañarlos de jamón o en forma de puré. Es una fruta que se le puede sacar mucho partido combinándolo con más alimentos.

Frutas de verano higo

Evidentmente, podemos encontrar más frutas de verano. Pero aquí tenéis una pequeña lista de frutas de temporada para aprovecharlas y refrescarnos en verano.

Quizás te interese también ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies